Construcción de edificios

Reparación clásica del hormigón en edificios, saneamiento de garajes subterráneos y aparcamientos, así como decapado de fachadas de todo tipo con chorros de agua o proyecciones de hielo seco.

Página principal:

Construcción de edificios

El hormigón, «el material del siglo», hoy en día se utiliza en prácticamente todas las obras, sobre todo en combinación con armaduras de hierro. Más allá del envejecimiento natural (la denominada «carbonatación»), las inclemencias del clima (sobrecargas estáticas o dispersión de sal) son el principal factor de daños en el hormigón y la armadura.

 

Para garantizar la seguridad de las construcciones es necesario reparar el hormigón de forma profesional y a tiempo. A tal fin se debe remover el hormigón gastado, de modo que se ponga al descubierto la armadura y se limpie para poder aplicar una nueva protección contra la corrosión. A continuación se puede colocar un nuevo revestimiento de hormigón y un recubrimiento especial.

 

Antes de cada recubrimiento superficial, el subsuelo (hormigón, acero, pavimento, etc.) debe prepararse de acuerdo con las normas y directivas de saneamiento respectivamente vigentes.

Esta referencia utiliza los siguientes procedimientos

Imágenes