Procedimiento

Preparación de subsuelos con chorros de agua

Página principal:

Preparación de subsuelos con chorros de agua

Con nuestros equipos especiales de chorros de agua de alta presión podemos trabajar superficies de hormigón, mamposterías de piedra o superficies de acero. De acuerdo con las necesidades, quitamos lechadas de cemento, suciedades, eflorescencias o recubrimientos.

 

La superficie se trata de forma correspondiente con una presión de trabajo de hasta 3000 bares y una combinación variable de boquillas. En comparación con el tratamiento por granallado, en este caso es posible poner al descubierto la «estructura granulada» del revestimiento y quitar las sustancias que actúan como separadores. Por tal motivo, este procedimiento se utiliza también para equipar una superficie con cualidades de adhesión por tracción óptimas antes de aplicar un revestimiento nuevo.

 

Ni siquiera las superficies húmedas o los trabajos bajo la lluvia son un obstáculo para nuestros equipos de chorros de agua de alta presión.

Ventajas

  • Las sustancias que actúan como separadores (hormigón húmedo, suciedad, etc.) se remueven por completo y sin descuidar el subsuelo
  • Los recubrimientos autoportantes gastados se quitan por completo o de manera parcial de acuerdo con las necesidades
  • De ser necesario, los materiales removidos se succionarán de inmediato
  • Los dispositivos adecuados para superficies grandes y pequeñas

Camiones

7 camiones

  • Trasmisión hidrostática
  • 2 bombas de alta presión (hasta 3000 bares)
  • Tanque de agua limpia con 10.000 litros de capacidad
  • Depósito de aspiración con 10.000 litros de capacidad
  • Basculante

Este procedimiento se aplica en los siguientes casos

Imágenes

Proyectos de referencia en relación al proceso Preparación de subsuelos con chorros de agua: